Nos alentemos

Nos alentemos

Después de cargar algunas cruces…

Después de recibir algunos piedrazos…

Después de la pelea, de la muerte, del enojo…

Lo que va a dominar siempre, y al fin y al cabo, – siempre – va a ser el AMOR.

Sólo un mensaje, humildemente: que nos alentemos unos a otros en cualquier circunstancia, en cualquier momento, sólo sirve ALENTAR.

Si yo te tuviera que juzgar: o me enojaría, o te alentaría; o serías bueno, o malo; o positivo o negativo. Pero, al fin y al cabo, lo que va a dominar – ¡Siempre! – es el AMOR; en cualquiera de sus representaciones, en cualquiera de sus estados.

Siempre QT domine otra cosa, acordate de alentar para que tu aliento recuerde, una vez más, al AMOR.

Con humildad y cariño, un aliento de AMOR. Para vos que ESTÁS DESPIERTO; viendo, leyendo, siendo.

 

Deja una respuesta

Cerrar menú