El libro más antiguo: Tu cuerpo

¿Te gusta leer? ¿Eres lector? Si tienes la humildad para poder sacar de contexto la palabra lectura y ubicarla donde quieras,  verás que hay muchos tipos de lectores: lectores de libros, lectores de internet; lectores de miradas, lectores del Fuego, del Aire, del Agua, de la Pacha, lector de tu cuerpo. Claro está, que existen diferentes técnicas para distintos tipos de lectura, pero los principios son eternos para todos: sí o sí, si quieres leer, tendrás que poner de tu energía, de tu atención, de tu “Focus”: RESPIRA – AFLOJA EL ENTRECEJO – MIRA A TRAVÉS DE ÉL. Leer tu cuerpo es entrar a tu templo. Cuando entras a tu templo-cuerpo comprendes que: ¡Tú estás ahí! ¡Ese sos vos! Desarrollá…

Sin comentarios

Carta a uno mismo

  Cuándo comprenderá la gente que de esta vida no se lleva ni un solo centavo. ¡Sí! ¡Ni uno solo! Sólo se lleva lo aprendido en experiencias. ¿Qué pensás? Qué si en esta vida sos rey, príncipe, trillonario; ¿ya está? ¿Ya te salvaste? ¿No te vas a dar la oportunidad de vivir las experiencias de la otra cara? No comprendo: festejamos Nacimiento, Muerte, y Resurrección a los 3 días; ¿y no queremos comprender la reencarnación? Si lo que hacés, vuelve. – Yo engañé, hice sufrir y llorar… y me engañaron, sufrí y lloré -. ¡No te lo tomes personal! ¿Pero, qué querés que haga? ¿El Diario de las pálidas? ¿El Diario de las malas noticias? ¿El Diario de la eterna…

Sin comentarios

Nos alentemos

Después de cargar algunas cruces… Después de recibir algunos piedrazos… Después de la pelea, de la muerte, del enojo… Lo que va a dominar siempre, y al fin y al cabo, - siempre - va a ser el AMOR. Sólo un mensaje, humildemente: que nos alentemos unos a otros en cualquier circunstancia, en cualquier momento, sólo sirve ALENTAR. Si yo te tuviera que juzgar: o me enojaría, o te alentaría; o serías bueno, o malo; o positivo o negativo. Pero, al fin y al cabo, lo que va a dominar - ¡Siempre! - es el AMOR; en cualquiera de sus representaciones, en cualquiera de sus estados. Siempre QT domine otra cosa, acordate de alentar para que tu aliento recuerde, una…

Sin comentarios
Cerrar menú